martes, 29 de julio de 2014

Pizzitas de papa con salsas diferentes



            Unos las llaman “panqueques de papa”. Otros, “buñuelos”… Cuando las hice, se me ocurrió que podían parecer “pizzitas” para sobrevivir al ajuste económico. Pero al probarlas, me parecieron buenísimas para inventarles otras cubiertas y convertirlas en bocaditos fuera de serie. ¿Lo importante? Acostumbrarse a soñar… ¡con papas! “Enemiga del hambre/en todas las naciones/se enterró tu bandera/vencedora/y pronto allí,/en el frío o en la costa/quemada,/apareció/tu flor/anónima/anunciando la espesa/y suave/natalidad de tus raíces…” (Pablo Neruda), “Nueve odas elementales”). ¡Glup!


INGREDIENTES

Papas crudas, peladas, 3
Sal, 1 cucharada
Cebollita de verdeo (parte verde), picadísima, 3 cucharadas
Ajo, triturado, 4 dientes
Aceite, cantidad necesaria
Harina, 2 cucharadas
Claras, batidas a nieve, 3
Pimienta y nuez moscada, a gusto


PREPARACION

  1. Ralle las papas con la parte del rallador que tiene agujeritos grandes, a fin de convertirlas en virutas finitas. Si su rallador no tiene esta fantasía, pídaselo prestado a la señora de al lado. Y si esto tampoco es posible… ¡rállelas como pueda!
  2. Coloque las papas en el centro de un repasador bien limpito, envuélvalas en él como si fuera a hacer una “muñeca” gigante para lustrar muebles… ¡y retuérzales el pescuezo para que suelten toda el agua que contienen! Resérvelas así envueltas hasta que le diga.
  3. Vierta 2 cucharadas de aceite en una sartén y saltee la cebollita de verdeo y los ajos triturados (apenas unos segundos). No deben dorarse.
  4. Coloque las papas retorcidas en un bol, y agrégueles la cebollita y el ajo que salteo anteriormente.
  5. Sazone con sal, pimienta y nuez moscada a gusto.
  6. Únale la harina.
  7. Bata las claras a nieve y mézcleselas al “pasticchio” anterior.



COCCION

  1. Vierta aceite en una sartén (si es de teflón, mejor) hasta cubrir apenas el fondo (2 cucharadas me bastan…). Caliéntelo bien.
  2. Vierta la mezcla en la sartén, por cucharadas, espaciadas entre sí y, lógicamente, sin encimar.
  3. Aplaste los montoncitos de pasta dándoles forma circular y dejándolos de ½ cm de espesor, aproximadamente.
  4. Mueva la sartén como si estuviera haciendo panqueques (¿y si lo fueran…?) hasta que se les forme abajo una corteza y se despeguen fácilmente del recipiente. Ante cualquier actitud rebelde… ¡despéguelos con una espátula ancha!
  5. De vuelta las “pizzitas” con la espátula ancha, para que se doren y pongan crocantes del otro lado. Eche un hilito de aceite en la sartén, para facilitar el “despegue”. Siga moviendo la sartén hasta lograr su objetivo.
  6. Una vez doraditas las “pizzitas”, levántelas con una espátula, deslícelas – sin encimar – en una fuente plana y manténgalas calientes en horno mínimo.
  7. Siga haciendo pizzitas con la misma técnica, lubricando la sartén con el mínimo posible de aceite y sobre fuego fuerte.
  8. Cuando todas estén hechas, elija la cubierta que más le agrade o más se acomode a su bolsillo, o simplemente sírvalas con salsa de tomates y mozzarella, gratinadas en horno bien caliente.


  • Cubierta


a)      DE LANGOSTINOS (O CAMARONES) Y ESPARRAGOS

INGREDIENTES

Cebolla, picadísima y rehogada en manteca, 1
Salsa blanca espesa, ½ taza
Conserva de tomates, 1 cucharada
Sal, pimienta y jugo de limón, a gusto
Manteca, 50 gramos
Puntas de espárragos al natural, 1 frasco (o frescos si fuera la época)
Perejil, picadísimo, para espolvorear
Langostinos pelados, 12 (o camarones pelados 150 gramos)
Pizzitas de papa, ver receta básica

PREPARACION

  1. Mezcle la cebollita rehogada con la salsa blanca y la conserva.
  2. Sazónela a gusto con sal, pimienta y jugo de limón.
  3. Caliéntela a fuego suave.
  4. Derrita la mitad de la manteca y caliente en ella los langostinos (o camarones).
  5. Aparte, derrita el resto de manteca y caliente las puntas de espárragos. Sazónelos con un poco de sal.
  6. Distribuya las “pizzitas” en una fuente, cúbrales el centro con una porción de la salsa y sobre esta acomode el langostino dividido en dos porciones (o un montoncito de camarones) y unas puntas de espárragos. Espolvoree con perejil y sirva enseguida.

b)      DE CERDO Y NARANJA

INGREDIENTES

Carré de cerdo, desengrasado, cortado en rodajas y luego en tiritas, ½ kilo
Aceite, 6 cucharadas
Manteca, 25 gramos y cantidad extra
Cebolla rallada, 1 (chica)
Caldo de verduras, ½ cubito desmenuzado
Sal y pimienta, a gusto
Harina, cantidad necesaria
Jugo de naranjas, ½ taza
Gajos de naranjas, pelados sin hollejo, 2 por cada pizzita
Hojitas de berro, o juliana de espinacas u hojitas de apio, apenas para darle un toquecito verde
Pizzitas de papa, ver receta básica

PREPARACION

  1. Reboce las tiritas de cerdo en harina y dórelas en el aceite. Deseche el aceite.
  2. Agregue en la sartén la manteca, la cebolla rallada y el cubito desmenuzado.
  3. Vierta el jugo de naranjas en la sartén y mueva esta sobre fuego fuerte, hasta que se forme una salsita espesa. Si hiciera falta, échele chorritos de agua. Pruebe y sazone a gusto.
  4. Caliente los gajos de naranja en manteca.
  5. Distribuya las pizzitas en una fuente, cúbrales el centro con la preparación de cerdo y adorne con los gajitos de naranja y el “verde” que haya conseguido.

c)      DE RICOTTA Y VERDURITAS

  1. Mezcle 1 taza de ricotta con ½ de queso rallado y ½ de mozzarella rallada. Condimente con sal, pimienta y cebollita de verdeo picadísima.
  2. Cocine en horno suave tomatitos cherry sazonados con sal y manteca derretida. Aparte, corte un zapallito zucchini en láminas y subdivídalas en trocitos. Caliéntelas en manteca y sazone a gusto.
  3. Arme las pizzitas así: un centro de trocitos de zucchini, dos porciones de la mezcla de ricotta y un par de tomatitos. Decórelos con hojitas de albahaca o berro y… ¡Glup!

d)     A LA NAPOLITANA

INGREDIENTES

Aceite, 4 cucharadas
Mozzarella, 1 (cortada en cubitos)
Tomates al natural, 1 lata
Cebolla picada, 1 (chica)
Dientes de ajo triturados, 2
Laurel, 1 hoja
Caldito de verduras, desmenuzado, 1
Aceitunas negras picaditas, 2 cucharadas
Ají molido, 1 cucharadita
Vino tinto, un cabezazo (usted me entiende…)
Conserva de tomates, 1 cucharada
Pizzitas de papa, véase receta básica

PREPARACION

  1. Caliente el aceite y rehogue en el la cebolla y los ajos.
  2. Agregue el contenido de la lata de tomates bien picadito y con todo su jugo.
  3. Incorpore el laurel, el caldito desmenuzado, las aceitunas negras picaditas, el ají molido y el vino tinto.
  4. Deje hervir despacito, con la sartén destapada, hasta que se forme una salsita espesa.
  5. Agréguele la conserva de tomates diluída en un poco de agua fría. Pruebe y rectifique (o no) el sazonamiento.
  6. Coloque las pizzitas (sin encimar) en una fuente, cúbrales el centro con una buena porción de salsa, sobre la salsa apile una porción de cubitos de mozzarella, gratine en horno bien caliente hasta que el queso se derrita y… ¡Glup!