viernes, 18 de julio de 2014

Borrachito










Ingredientes

Bizcochos vainilla, 1 docena
Whisky o cognac, ½ taza
Agua fría, 1/3 de taza
Gelatina en polvo, sin sabor, 1 sobrecito (1 cucharada)
Azúcar, ¾ de taza
Sal, un poquitito así
Yemas, 5
Leche, 1 taza y ¾
Esencia de vainilla, 1 cucharadita
Claras, 3
Crema de leche, ½ taza
Frutas glasé de diferentes colores, cortaditas, ½ taza (o en su reemplazo: nueces picadas)


Preparación

1.       Corte las vainillas en trozos y tapice con ellas el fondo de una fuente honda que pueda llevarse a la mesa (usted me entiende).
2.       Presiónelas bien para formar un zócalo sin identikit (¡todos creerán que usted se tomó la molestia de hacer un piso de bizcochuelo!).
3.       Rocíe las vainillas totalmente con el whisky. Reserve.
4.       Coloque en una cacerola ½ taza de azúcar, las yemas previamente batidas, la sal y la leche.
5.       Coloque la cacerola a bañomaría y revuelva continuamente hasta que la preparación espese, pero sin que llegue a hervir.
6.       Retire del fuego y vuelque en un bol (para cortar la temperatura).
7.       Agréguele enseguida la gelatina remojada y revuelva hasta que aquella se disuelva.
8.       Perfume con la esencia de vainilla.
9.       Bata la crema de leche hasta que espese. Reserve.
10.   Bata las claras a nieve y, llegado a este punto, agréguele gradualmente ¼ de azúcar restante mientras sigue batiendo hasta lograr un merengue firme.
11.   Una con movimientos envolventes la crema de gelatina, la crema de leche batida espesa y las claras a nieve.
12.   Extienda la mezcla sobre las “ex vainillas” borrachitas que están en la fuente. Alise bien.
13.   Coloque en la heladera hasta que la crema esté bien firme.
14.   Salpique la superficie con las frutas glasé de diferentes colores, cortaditas.
15.   Si le sobró crema (recuerde que 1 pote tiene 1 taza) adórnele los bordes con la guardita que haya aprendido a hacer… Y mantenga el postre en la heladera hasta el momento de servirlo.