viernes, 11 de julio de 2014

Chipá






Litoraleños

Chipá Una receta que heredé de mi madre, para engordar con amor

Ingredientes

½ kg y c/extra de almidón de mandioca
2 cucharaditas de sal
½ cucharadita de polvo para hornear
½ kilo de queso tipo Mar del Plata, en cubitos
150g de manteca blanda
100g de queso rallado
4 huevos
Pimienta negra molida, a gusto
1/3 de taza, aproximadamente, de leche fría


Preparación

1. Tamice sobre la mesa la cantidad indicada de almidón de mandioca junto con la sal y el polvo para hornear.
2. Haga cuidadosamente un hueco en el centro y coloque allí los daditos de queso tipo Mar del Plata, la manteca blanda, el queso rallado, la pimienta y los huevos.
3. Mezcle los ingredientes del centro con un tenedor hasta convertirlos en una pasta.
4. Incorpóreles rápidamente el almidón de mandioca. Mientras tanto, ármese de coraje y paciencia, y trate de unir todo, agregándole poco a poco la leche fría hasta obtener un bollo espantosamente pesado y lleno de granitos (no se asuste, que son los daditos de queso que vienen asomando…).
5. Si la masa estuviera muy seca y tendiera a desgranarse, agréguele un poquito más de leche. Si, en cambio, resultara muy blanda, incorpórele más almidón.

Armado y cocción

6. Tome pequeñas porciones de la masa y moldéela (con sus manitos nomas…) en forma de pancitos.
7. Acomode estos pancitos sobre placas para horno previamente enmantecadas, distanciados entre sí para que no se peguen durante la cocción.
8. En la superficie de cada “chipá”, con la ayuda de un cuchillito filoso, hágales dos cortes oblicuos en la panza (¡Ayyy!...).
9. Coloque la placa en el horno caliente y cocine los “chipás” hasta que se inflen, el queso se asome por todos lados y apenas se doren (deben quedar pálidos, pues un exceso de cocción les modifica el sabor… y no serán esos “chipás” con los que usted había estado soñando cuando empezó a preparar con tanto esmero esta receta.
10. No bien los retira del horno… ¡corra a la mesa y sírvalos calentitos!... ¡Glup!...