miércoles, 2 de julio de 2014

¡MARCHE UNA TORTA HECHA SIN HUEVOS!




 Es para complacer a la señora Erna S. de Erecktz, quien aunque debe obedecer una dieta no se resigna a dejar de saborear una buena torta. ¿Sabía que una dosis de vinagre puede reemplazar perfectamente la adición de huevos en una receta? Fórmulas hay muchas, pero yo prefiero esta, de frutas, muy similar a las especialidades de la pastelería galesa. ¿Lista para imaginar? Corte 150 gramos de manteca con 350 gramos de harina, hasta convertirla en granitos. Entonces, incorpórele ¾ de taza de azúcar negra, 1 cucharadita de las especias para torta que más le gusten y 450 gramos de fruta picadita (pasas, cáscaras abrillantadas, ciruelas descarozadas, cerezas al maraschino, etc.). Aparte, mezcle 1 taza de harina con 2 cucharadas de vinagre y 1 cucharadita de bicarbonato y bata hasta que parezca espuma de afeitar. Una esto a la mezcla anterior, vierta en un molde forrado con papel madera y manteca bien enmantecados y enharinados, y cocine como cualquier torta de frutas: horno moderado hasta llegar a punto.