lunes, 7 de julio de 2014

Pastel de duraznos (sin hornear)


Ya es tiempo deque nos escapemos de la dieta o cocinemos para los que no precisan de ella. ¿Qué hacemos con la invasión de duraznos (y quien dice duraznos dice también pelones o damascos, cuya pulpa se les parece) a fin de saborearlos ahora o atraparlos para después? Aquí tiene una selección de recetas para hacer ¡ya! o guardar hasta el invierno. “Todo el arte de la política consiste en aprovecharse de las coyunturas” (Luis XI)…

  • Pastel de duraznos (sin hornear)

INGREDIENTES

CUBIERTA

Manteca, 50 gramos (blanda)
Azúcar, ¼ de taza
Bizcochos secos dulces, molidos, 1 y 1/3 de taza (tipo Canale)

RELLENO

Postre de vainilla, 1 paquete
Leche, la indicada en el envase
Duraznos maduros, cortados en tajaditas, 4
Licor de duraznos (o similar), 2 cucharadas
Azúcar, para espolvorear

PREPARACION

CUBIERTA

  1. Ponga la manteca sobre la mesada junto con el azúcar y los bizcochos.
  2. Frote con las manos hasta que todo parezca “arena húmeda”.
  3. Enmanteque muy bien un molde para tarta de 22 cm de diámetro.
  4. Vierta en el centro la mezcla y extiéndala con una cuchara, aplastándola para que se adhiera al molde enmantecado y lo forre en un espesor parejo.
  5. Coloque en la heladera mientras prepara el relleno.

RELLENO

  1. Pele los duraznos, córtelos en tajaditas y espolvoree con azúcar.
  2. Rocíelos con el licor.
  3. Prepare el postre de vainilla como de costumbre y perfúmelo, ya tibio, con 1 cucharada del licor.
  4. Distribuya en el fondo de la tarta las 2/3 partes de las tajadas de duraznos, escurridas.
  5. Tápelas con el postre de vainilla.
  6. Póngalo en la heladera hasta que la superficie esté firme.
  7. Decórela con las tajadas de duraznos que reservo, dispuestas en el centro como un molinete… ¡o cómo se le ocurra mejor!