jueves, 10 de julio de 2014

Barato y sabroso






Uno de los principales recursos de la economía doméstica es utilizar pocos ingredientes, pero sazonar los platos de tal modo que redoblen su poder de sociedad. ¿No me cree? “Lo más insufrible para el hombre razonable es lo que carece de razón” (EPICTETO). Pero tal tal le parezca esto un triste razonamiento político y exclama, al estilo de Víctor Hugo: “Soy de aquellos que no dudarán nunca entre esa Virgen que se llama Conciencia y esa prostituta que se llama razón de Estado”. Mas yo sigo adelante con Benavente: “¡Qué triste seria la vida si sólo la razón gobernara nuestras acciones!” Por lo tanto… Aparte del rebaño de milanesas 6 lindos bifes, aplástelos, sazónelos con sal y pimienta y dórelos de ambos lados en un poco de aceite bien caliente. Mientras tanto, haga un picadillo con 6 filetes de anchoa, 3 dientes de ajo, 2 cucharadas de perejil picado y 60 gramos de manteca. Entonces acérquese a los bifes y distribuya esta pasta sobre cada uno. Tape, cocine a fuego lento 5 minutos (sin darlos vuelta) y sírvalos luego con toda la salsa. ¿Qué tienen estos bifes para no envidiarle el éxito a otros platos? Filosofía: “Los grandes sólo nos parecen grandes porque nosotros estamos de rodillas. ¡En pie! (L.M. PRUDHOME).