jueves, 17 de julio de 2014

Milhojas



(12 PORCIONES)

Ésta es una manera sencilla e ingeniosa de preparar el clásico de hojaldre. Le aseguro que ésta versión del hojaldre es tan, pero tan buena, que apenas usted la pruebe dirá conmigo que vale la pena.

INGREDIENTES:

MASA: 

200 gr de manteca blanda
200 gr crema doble
300 gr harina de trigo

GLASÉ REAL:

1 clara
150 gr azúcar impalpable tamizada
1/2 cucharadita de jugo de limón

VARIOS:

2 cucharadas de agua
1 cucharada de azúcar
1/2 kg dulce de leche
100 gr nueces molidas


PROCEDIMIENTO: 

Bata con una cuchara de madera la manteca hasta convertirla en pomada. Agréguele la crema doble de a poco. Eche la harina de golpe y mezcle rápidamente. Vuelque la preparación sobre la mesa y amase lo más velozmente posible, hasta formar un bollo bien consistente. Déle al bollo la forma de un cilindro gordo (10 cm de diámetro aprox.) Córtelo en rodajas de un centímetro y medio de espesor. Enharine cada rodaja de masa y colóquelas, sin encimar , en una fuente. Estaciónelas en la heladera hasta que tengan consistencia suficiente para ser estiradas. Corte cuadrados de papel manteca de 30 o 35 cm de lado. (8 o 10 en total) Enharínelo bien. Retire una porción de masa de la heladera u apóyela en el centro del papel y con un palote enharinado estire cada rodaja dándole forma circular y dejándola finita como un papel ( de ésto depende el éxito de la milhoja) Apoye sobre la masa un plato llano invertido y, con un cuchillo que no sea dentado, siga el contorno y corte la masa a su medida. (Encime los recortes y sin amasarlos guárdelos en la heladera para hacer otros discos más adelante) Levante el papel que contiene el disco de masa de la mesa y apóyelo dentro de una asadera. Después pinche la masa enteramente con un tenedor. Cocínelo en horno bien caliente, hasta que se ampolle y tome aspecto dorado y crujiente. Estire y cocine del mismo modo el resto de los discos de masa. Ponga un poquito de dulce de leche en el centro de la fuente donde va a armar el postre y deslice un disco de masa cocido. Así la milhoja quedará fija y no se moverá durante el armado. Unte la superficie del disco con una capa de dulce de leche. Tape con otro disco cocido. Con la misma técnica vaya untando y deslizando todos los discos, con mucha delicadeza porque son muy frágiles. Coloque el último disco del postre, pero no lo unte con dulce de leche. Tome un cuchillo con el borde dentado y serruche los costados de la milhoja para emparejarlos. (Deje que las miguitas se las coma el gato) Unte los costados de la milhoja con dulce de leche y adiérale las nueces molidas, presionando bien con una espátula) Bata la clara hasta que esté espumosa y divídala en dos. Coloque una mitad en un bol y deseche la otra. Mézclele a la clara el azúcar impalpable y el jugo de limón. Ahora bátalo con la batidora hasta que se ponga bien esponjoso. Disuelva la cucharada de azúcar en las dos de agua y haga hervir. Agrégulo de a poquito al glasé real revolviendo, hasta obtener un baño liso y suave. Una vez obtenido el "punto", vierta el baño sobre la milhoja y distribuya bien sobre la superficie. Puede decorarla con nueces molidas y chocolate cobertura.


NOTA: En vez de tomarse el trabajo de hacer los discos use los discos de masa que vienen para hacer empanadas y estírelos con el palote, el procedimiento luego es el mismo y nadie se dará cuenta que son discos de empanadas.