sábado, 15 de octubre de 2011

Pollo a la Polinesia






Ingredientes

2 pollos tiernos, en presas
1 taza de harina
sal, a gusto
200g de manteca
1 taza de jugo de naranja
2 cucharadas de jugo de limón
½ taza de azúcar negra
1 cucharada de fécula de maíz
1 cucharada de salsa de soja
1 ananá fresco, pelado y cortado en cubitos
semillas de sésamo, para espolvorear


Preparación

  • Quítele la piel a las presas de pollo (o si le gusta… ¡déjesela!) y rebócelas en harina previamente condimentada con sal. Reserve.
  • Derrita la manteca sobre fuego suave.
  • Unte una fuente profunda para horno, con 2 cucharadas de manteca.
  • Distribuya en la fuente las presas de pollo y píntelas con el resto de la manteca.
  • Cocine el pollo en el horno hasta que las presas estén doraditas (50 minutos aproximadamente).
  • Mientras el pollo se cocina, mezcle en una cacerolita el jugo de naranja, el jugo de limón, el azúcar negra, la harina, la salsa de soja y la fécula de maíz.
  • Coloque la cacerolita sobre el fuego.
  • Mezcle constantemente con cuchara de madera hasta que la mezcla rompa el hervor.
  • Continúe revolviendo hasta que la mezcla espese.
  • Retire del fuego y agréguele los cubitos de ananás.
  • Cubra con esta preparación las presas de pollo que cocino y están en la asadera. Trate de que cada presa quede bien cubierta con la preparación.
  • Vuelva a poner la asadera en horno caliente durante 10 minutos más.
  • Sirva las presas con toda su salsita y una guarnición de budincitos de arroz preparada así:


Budincitos de arroz

  • Ponga a hervir 3 tazas de agua con un poco de sal, y cuando rompa el hervor, agregue ½ taza de arroz.
  • Baje el fuego y deje hervir el arroz hasta que esté casi cocido.
  • Déjelo con la cacerola tapada unos minutos, escúrralo y mézclele 50g de manteca.
  • Sazónelo con sal y pimienta y llene con el moldecitos previamente enmantecados, presionando bien.
  • Coloque los moldes a bañomaría en el horno de 5 a 7 minutos.
  • Retírelos, páseles un cuchillito por los bordes y desmóldelos. Sírvalos como guarnición.