domingo, 21 de marzo de 2010

Torta chata de frutillas



INGREDIENTES

TORTA

Claras, 5
Yemas, 3
Azúcar, 100 gramos
Harina, 2 cucharadas gordas
Chocolate, 150 gramos
Café fuerte, 3 cucharadas

VARIOS

Chantilly, hecha con 200 gramos de crema de leche
Gelatina en polvo, sin sabor, 1 cucharadita
Clara batida a nieve, 1
Frutillas, limpias, ½ kilo

PREPARACION

TORTA

  1. Bata las yemas con el azúcar hasta que estén bien cremosas.
  2. Disuelva el chocolate en el café, revolviendo constantemente sobre el fuego. Retire y enfríe.
  3. Bata las claras a punto de nieve.
  4. Una el chocolate disuelto al batido de yemas y bata enérgicamente.
  5. Vuelque sobre el batido las claras a nieve.
  6. Espolvoree las claras con la harina tamizada.
  7. Una todo de una sola vez, muy suavemente.
  8. Vuelque sobre una placa forrada con papel enmantecado y alise suavemente con espátula, hasta darle forma de rectángulo (como si fuera a hacer pionono).
  9. Cocine a fuego moderado, como cualquier torta esponjosa.
  10. Retire y deje enfriar en la placa.
  11. Corte el rectángulo en tres partes iguales (cortando también el papel, para poder manipularla mejor). Cada parte sera un piso de la torta.

ARMADO

  1. Remoje la gelatina en agua fría y luego disuélvala a baño de Maria. Mézclela con el chantilly.
  2. Incorpórele la clara batida a nieve. Deje en la heladera hasta el momento que la precise.
  3. Invierta un piso de la torta en la fuente donde la piensa armar y despéguele cuidadosamente el papel.
  4. Cubra este primer piso con la jalea de frutillas.
  5. Invierta sobre la jalea el segundo piso de la torta.
  6. Cúbralo con la mitad de la crema preparada.
  7. Apoye el último piso de la torta y despéguele el papel sin presionar la crema.
  8. Ponga el resto de la crema en una manga con boquilla de picos y adorne la superficie de la torta con hileras de copitos de crema alternadas con hileras de frutillas.
  9. Mantenga en la heladera hasta el momento de servir.

Jalea de frutillas

  1. Lave ½ kilo de frutillas y quíteles el cabito. Espolvoréelas con 4 cucharadas de azúcar y un chorro de vinagre.
  2. Aparte coloque en una cacerola igual peso de azúcar y su equivalente en agua. En este caso: ½ kilo de azúcar y ½ litro de agua.
  3. Deje que el almíbar hierva y espúmelo si fuera necesario, hasta que tome punto de “hilo fuerte” (use cuchara de madera para retirar la espuma).
  4. Eche en el almíbar las frutillas con todo el jugo que hubieren soltado y deje hervir despacito, sacudiendo la cacerola de vez en cuando hasta que el almíbar tome el punto de jalea. (Vierta un poco en un platito: al enfriarse debe tomar consistencia de flan…).