domingo, 28 de marzo de 2010

Para "comer sin culpa"




            Los gorditos también tienen derecho a participar de las fiestas de fin de año comiendo cosas dulces… ¡sin amargarse! Esta semana les prestaré atención especialmente a ellos a cambio de una promesa: fíjense cuantas porciones rinde cada fórmula y divídanla mentalmente sin hacer trampas. Sólo así, con una mano sobre el corazón, sabrán cuantas calorías han consumido. Un problema de conciencia… ¡bah! ¿Qué gordito escribió esto?: “Dentro de mí hay otro hombre que está contra mí…”

  • Ice-cream de frutillas

1)      Remoje 2 cucharaditas de gelatina en polvo sin sabor en ½ taza de agua fría.
2)      Mezcle ¼ de taza de leche en polvo descremada con ¾ de taza de leche descremada y haga hervir.
3)      Retire del fuego e incorpórele enseguida la gelatina remojada. Revuelva hasta que esta se disuelva.
4)      Agréguele 1 taza de frutillas semilicuadas.
5)      Endulce la mezcla con 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharada de edulcorante liquido. Enfríe en la heladera hasta que comience a espesar.
6)      Aparte, bata ½ taza de leche en polvo descremada con ½ taza de agua hasta que todo esté espeso. Agréguele 1 cucharada de jugo de limón y siga batiendo hasta que espese más.
7)      Agréguele el azúcar restante (1 cucharada) y… ¡ufa! siga batiendo hasta que tome la consistencia de una crema chantilly (¡bah!... no tanto…).
8)      Mezcle esta crema con la preparación de gelatina.
9)      Vierta en cubeteras y congele.
10)  Desmolde, corte en trocitos y procese o licue hasta obtener un helado cremoso.
11)  Vuelva a verter en copas o cremeras y estacione en el congelador hasta que el helado tome consistencia como para ser servido.

Rinde: 8 porciones
Valor aproximado de cada porcion: 85 calorías.