jueves, 25 de marzo de 2010

Sandwiches rayados



  1. Cuando pensamos en sandwiches (emparedados, ¡bah!) casi siempre imaginamos una montaña así de alta de pan y rellenos…
  2. …que nos obligan a abrir la boca así de grande ¡para poder comerlos sin que se nos escape la lechuga, el tomate o el jamón.
  3. ¿Qué te parece si este año hacemos un super sándwich tipo propiedad horizontal?
  4. Primero, preparación de los rellenos. Mezcla por un lado ½ pote de queso crema, un poco de sal y pimentón para darle color.
  5. Por otro lado, una latita de paté mezclada con 50g de manteca.
  6. Por otro, 1 latita chica de atún mezclada con 1 cucharada de mayonesa y otra de manteca.
  7. Y, aparte, 50g de manteca derretida y un buen pincelito. Entonces, arma el sandwich así:
  8. Compra un pan tipo lácteo, chico (si es grande, dobla las cantidades de los rellenos) de esos que ya vienen cortados en tajadas. Pinta cada tajada con manteca derretida (de un sólo lado), cubre una tercera parte de las tajadas con la mezcla de queso, otra con la de paté y otra con la de atún.
  9. Ahora arma nuevamente el pan alternando los sabores y presionando bien una tajada al ladito de otra, ‘queso, paté, atún, queso, paté, atún, etcétera’
  10. ¿Listo? Entonces envuelve el pan así armado en papel aluminio o en un repasador, ajustando bien y colócalo en la heladera (no en el congelador) hasta el día siguiente.
  11. Lleva el salchichón así atadito al picnic, y, justo en el momento de comerlo, desenvuélvelo y córtalo en tajadas, atravesando las capas de pan en forma diagonal. Resultado: ¡unos sandwiches rayados que pasarán a la historia de los estudiantes!