miércoles, 17 de marzo de 2010

Bomboncitos blancos







 

  1. Olvidémonos por un rato de los bombones de chocolate. Además de ser carísimos…
  2. … nos enloquecen con la urticaria.
  3. ¿Por qué no somos razonables y hacemos bomboncitos blancos?
  4. Para hacerlos, como te darás cuenta, necesitas ingredientes que no tengan color: 2 paquetitos chicos de coco rallado (los más chiquitos), 1 clara de huevo, ½ vaso de azúcar impalpable y un poco de azúcar molida. Además de fáciles… ¡no necesitan fuego!
  5. Bate la clara a punto de nieve (como espuma de jabón).
  6. Coloca en un plato sopero el coco rallado y el azúcar impalpable.
  7. Entonces agrega un poquito de clara batida (muy poco) y mezcla con las manos hasta hacer una pasta que sirva para hacer bolitas (el resto de la clara dásela a mamá para que haga merengues).
  8. Eso sí: ¡cuidadito con llorar porque con esas cantidades te sale poquita pasta! Los bombones no se comen como la sopa…
  9. Haz bolitas con la pasta y luego revuélcalas en azúcar molida. Después déjalas un rato en la heladera para que se pongan duritas. Paso final: ponlas en pirotines para que parezcan bombones de verdad.
  10. Por supuesto: ¡la primera en probarlos será mamá!