miércoles, 10 de marzo de 2010

Lomitos de cerdo al Roquefort





A los hombres les gustan los "platos de resistencia". Y si son de carne y sabrosos... ¡mejor! Estos lomitos son tan fáciles de hacer que hasta los más chicos podrán prepararlos para el Día del Padre. Y mamá, por supuesto... ¡agradecida de que le den algunas vacaciones en la cocina!



Lo que llevan
 
lomitos de cerdo 3

sal y pimienta A GUSTO

manteca 50 GRAMOS

aceite 3 CUCHARADAS

romero 3 RAMITAS (O 1 CUCHARADA DE ROMERO SECO)

cebolla, picada 1 GRANDE

caldito de verdura 1

agua MEDIA TAZA

vino blanco seco 1/2 TAZA

roquefort, desmenuzado 1 TAZA

crema de leche 1 TAZA

almidón de maíz 2 CUCHARADITAS DESLEIDAS EN UN POQUITO DE AGUA


Como se hacen


PASO 1 (5 MINUTOS)

Extienda los lomitos de cerdo y, con un cuchillito filoso y sin dientes, quíteles todos los pellejitos e indeseables que encuentre. Sazónelos a gusto con sal y pimienta de molinillo. Derrita la manteca junto con el aceite en una cacerola. Incorpore los lomitos y séllelos, girándolos cada tanto para que se doren parejo.


PASO 2 (50 MINUTOS)

Pele y pique la cebolla. Incorpore en la cacerola el romero picado y la cebolla ídem. Rehogue hasta que la cebolla se ponga translúcida. Agregue el vino blanco, cocine unos minutos hasta que se evapore el alcohol e incorpore el caldito desmenuzado y el agua. Deje que se cocine unos 45 minutos, aproximadamente.


 PASO 3 (60 MINUTOS)

Una vez cocidos, escurra los lomitos de cerdo y resérvelos en una fuente. Cuele la salsa en otra cacerola pasándola por un colador de malla fina. Desmenuce el queso roquefort y agréguelo a la salsa colada junto con la crema de leche indicada. Mezcle sobre el fuego con batidor de alambre, para dispersar bien los grumos.



PASO 4 (70 MINUTOS)

Agregue a la salsa el almidón de maíz diluido en un poco de agua fría y mezcle con batidor de alambre. Continúe revolviendo hasta que hierva y espese. Vuelva a poner los lomitos en la cacerola para calentarlos. Pruebe la salsa y rectifique —o no— el sazonamiento. Sirva en tajadas, con toda la salsa y las papas abanico.


PASO 5 (90 MINUTOS)

Lave y seque los papines. Untelos con aceite. Con un cuchillo filoso hágales incisiones profundas (sin llegar a la base) separadas 1 milímetro entre sí. Apóyelos en placas aceitadas con un copo de manteca en la panza. Salpimente y cocine en horno caliente hasta que se formen unos abanicos deliciosos y crujientes.