jueves, 28 de enero de 2010

Tarta de limón y frutillas





Ingredientes

Para la cubierta

1 y ½ tazas de bizcochos dulces secos pulverizados (pueden ser los que son tipo tostadas dulces)
3 cucharadas de azúcar
70g de manteca derretida

Relleno

1 lata de leche condensada
ralladura y el jugo de 1 limón
4 yemas
4 claras

Varios

crema chantilly
frutillas para decorar

Preparación

Para la cubierta

  • Coloque sobre la mesa los bizcochos dulces pulverizados, el azúcar y la manteca derretida.
  • Frote los ingredientes entre las palmas de las manos hasta que todo parezca “arena húmeda” (Usted me entiende… ¿no?).
  • Enmanteque generosamente una tartera desmontable de 22 centímetros y algo profunda. Si tiene aro lateral es mejor. No la enharine.
  • Vuelque en la tartera la mezcla de bizcochos y con el dorso de una cuchara vaya presionándola hasta forrar el molde con un espesor parejo… ¡Llegue hasta donde pueda!
  • Estacione el molde en la heladera mientras prepara el relleno.

Para el relleno

  • Ponga en un bol las yemas y bátalas bien. Agrégueles la leche condensada, el jugo de limón y la ralladura.
  • Una todo con un batidor de alambre para dispersar bien los ingredientes. Reserve.
  • Bata las claras a punto de nieve bien firme. Viértalas en el bol donde mezclo la leche condensada con las yemas y el jugo de limón.
  • Una todo con movimientos envolventes para obtener un relleno esponjoso.
  • Vierta la mezcla en la tarta que forró con masa y estacionó en la heladera.

Cocción

  • Cocine la tarta cinco minutos en horno caliente y luego baje la temperatura a mínimo para continuar la cocción hasta que el relleno esté firme.
  • Apague el horno, abra la puerta pero deje la tarta allí dentro unos minutos más. Recién entonces puede retirarla. Deje entibiar la tarta y luego estacione el molde en la heladera hasta que esté bien fría.
  • Ahora sí puede quitarle el aro lateral al molde. Deslice la tarta directamente sobre la fuente en donde tiene pensado servirla.
  • Decórele la superficie con un enrejado de crema chantilly y frutillas.
  • Manténgala en la heladera hasta el momento de llevarla a la mesa.