sábado, 2 de enero de 2010

Arroz con frutas




            Un postre tan simple como el “arroz con leche” muchas veces se tiene olvidado en la memoria. Hoy le propongo reeditarlo y servirlo cubriendo frutas frescas de la estación, azucaradas.


1)      Pele las frutas de la estación que desee (cuanto más variado sea el colorido, mejor), deje enteras las chiquitas, convenientemente descarozadas o “despepitadas” (cerezas, uvas, etc.) y corte las otras en trozos no demasiado chiquitos. Azucárelas y ponga en una fuente, formando un zócalo.
2)      Rocíe las frutas con Grand Marnier o el licor de su preferencia.
3)      Ponga 1 litro de leche en una cacerola, haga hervir y agréguele 1 pocillo de arroz, tamaño café (¡nada más!).
4)      Hierva hasta que el arroz esté “casi” a punto.
5)      Incorpore en la cacerola 100 gramos de azúcar y una cascarita de limón o una chaucha de vainilla (lo que le guste).
6)      Deje hervir despacito, hasta que el arroz esté blandito y la leche espesa. Retire del fuego.
7)      Enfríe revolviendo para que no se le forme “nata”, retire la cascarita o chaucha de vainilla y vuelque sobre las frutas.
8)      Enfríe en la heladera y sirva chorreando cada porción con pulpa de frutillas o frambuesas envasada (¡su casa preferida de café tiene una excelente!).