viernes, 8 de enero de 2010

Helado de naranjas cremosísimo… ¡sin crema!




  • Helado de naranjas cremosísimo… ¡sin crema!

Generalmente, los postres dietéticos son insoportables. Sin embargo, este helado de naranjas que inventé para usted… ¡seguro que querrán devorarlo hasta los chicos! Si por casualidad entre los invitados hubiera algún celíaco, reemplace en la receta la cantidad de harina por 1 cucharada y ½ de maicena.


  • Copas heladas de naranja

1)      Exprima naranjas hasta obtener 1 y ½ taza de jugo colado (recuerde que uso tazas de 250 cc).
2)      Coloque el jugo en una cacerola junto con 1 cucharada sopera de harina.
3)      Bata con el batidor de alambre hasta que no se formen grumos y luego, revuelva sobre el fuego con cuchara de madera, hasta que hierva, espese, y no se sienta el gusto a harina (o maicena).
4)      Vierta caliente de a poquito sobre 2 claras batidas a nieve. ¿Vio qué espuma fabulosa?
5)      Endulce a gusto con edulcorante líquido.
6)      Vierta en molde de metal y congele hasta que esté duro como piedra.
7)      Desmolde, saque pecho y rompa la piedra en pedacitos.
8)      Coloque por tandas los pedacitos en una procesadora o licuadora potente y procese (o licúe) hasta obtener una pasta cremosa.
9)      Perfume la crema con ralladura de naranja, distribúyala en copas y adórnela con gajos de naranja deshollejados y endulzados con edulcorante. Si quiere jugarse el sueldo, corone cada copa con una cereza natural.