martes, 5 de enero de 2010

Ensalada de pollo “Vicky”



INGREDIENTES

Pechuga de pollo, 1 (o dos supremas bien grandes)
Verduritas y aromáticos para hervir la pechuga, a gusto
Sal y pimienta, a gusto
Jugo de ½ limón
Arroz crudo tipo “oro”, 1 taza
Jugo de 1 cebolla (ingéniese exprimiéndola como si fuese un limón)
Champiñones al natural, 1 frasco mediano
Duraznos al natural, escurridos y cortados en daditos, 1 taza
Alcaparras, 2 cucharadas (o pepinitos pickles en rodajas… ¡bah!)
Almendras tostadas y cortaditas en tiritas… ¡las que pueda!
Perejil, picadísimo, 1 cucharada


ADEREZO

(Si está empeñada en vigilar su colesterol… ¡olvídese de esta fórmula y reemplácela por una buena “mayonesa de claras”!)

Yemas, 4
Agua fría, 2 cucharadas
Vinagre de manzanas, 2 cucharadas
Mostaza, 1 cucharadita (si consigue “mostaza en polvo”, mejor)
Azúcar, 1 cucharadita
Sal, a gusto
Crema de leche, 200 gramos

PREPARACION

  1. Ponga a hervir agua con sal y cuanta verdurita encuentre.
  2. Cuando el agua rompa el hervor, agregue la pechuga y déjela hervir hasta que esté cocida, pero no seca. Escúrrala y quítele el hueso, la piel y cuanto indeseable presente a la vista. (¿Qué espera para llamar al gato?).
  3. Una vez fría, corte la pechuga en trozos visibles (usted me entiende…) y póngalos en un bol.
  4. Espolvoréelo con jugo de limón, sal, pimienta y el jugo de cebollas. Mientras el pollo se macera…
  5. Hierva el arroz en abundante agua hasta que esté casi cocido. Apague el fuego, tape y deje que el grano se hinche más. Escúrralo, refrésquelo, vuélvalo a escurrir y colóquelo en una sartén grande. Ponga cara de Gustavo Adolfo Bécquer y manos de Gioconda (imagen suavísima) y, con un tenedor, mezcle delicadamente el arroz sobre el fuego, hasta que los granitos queden sequitos y separados. (Si pone “mano pesada” se le transformara en puré…). Vuelque en una fuente, extiéndalo y deje enfriar.
  6. Agregue el arroz frío en el bol donde está la pechuga cortada, junto con los champiñones escurridos y cortados en tajaditas, los daditos de duraznos, las alcaparras (o pepinitos) y las almendras.
  7. Únale el aderezo, mezcle delicadamente y distribuya en copas. Salpique la superficie de cada una con un poquito de perejil picado. Mantenga las copas en la heladera hasta el momento de servir.

ADEREZO

  1. Ponga en un bol las yemas, el agua fría, el vinagre, la mostaza, el azúcar y la sal.
  2. Bata a baño de María con la batidora eléctrica (o con batidor y la ayuda de un marido pechugón) cuidando que el agua del baño (del baño de María, se entiende…) no hierva.
  3. Cuando todo espese como una mayonesa, retire el bol del fuego y únale la crema de leche batida. Pruebe y rectifique – o no – el sazonamiento.