jueves, 20 de noviembre de 2014

Tarta de nuez



La última tarta de nuez que ensayé merece, realmente, ¡10 puntos! Borre la balanza de sus pensamientos y sígame: primero que nada, forre una tartera con la masa de siempre: 100 gramos de manteca, 1 yema, 3 cucharadas de azúcar, 2 de vinagre y “casi” 1 taza de harina común. Recuerde que, como se trata de una masa muy blandita, deberá estirarla dentro de la tartera, presionándola con la punta de los dedos enharinados. ¿Lista? Pínchela entonces con un tenedor, píntela con la clara sobrante y póngala a cocinar vacía en el horno, hasta que esté sequita pero no dorada. Entonces retírela y rellénela con la siguiente mezcla: ½ taza de manteca batida con 1 taza de azúcar, mas 3 huevos batidos con ¾ de taza de miel (o kero), ½ cucharadita de sal, 1 cucharadota de esencia de vainilla y 1 ½ taza de nueces molidas. Paso final: cocínela en horno moderado hasta que esté firme y la superficie bien doradita. Y una vez a punto, enfríela muy bien antes de devorarla.