lunes, 3 de noviembre de 2014

Arrollado de carne picada



La base se prepara con nalga en trocitos muy finos, picada en casa con procesadora o a cuchillo, lo que la hace de un sabor diferente, cebolla, perejil, huevos, ají molido y otros condimentos. El relleno lleva espinaca cocina, queso rallado y un huevo duro. Se cocina hasta que esté dorado y se sirve con hojas verdes, con alguna salsa elegida o con una guarnición de papas como las lengüitas ¿vamos a la receta?
 

INGREDIENTES

Carne de nalga cortada en filetes como para milanesas: 600 gramos
Cebolla: 1
Agua: 2 cucharadas
Perejil: 1 ramito
Espinacas: 2 atados
Queso rallado: 1 cucharada
Sal, pimienta y nuez moscada: a gusto
Pan del día anterior: 6 rodajitas o 2 de pan lactal
Huevos: 2
Huevos duros: 1 cortado en cuartos
Aceite una cucharadita o rocío vegetal antiadherente
Pan rallado: 1 cucharada



Guarnición:

Variedad de hojas verdes o LENGÜITAS DE PAPAS FRITAS (Para lo que necesitaremos: papas alargadas: 3 unidades, harina común: cantidad necesaria y aceite para freír)

PREPARACIÓN

1. Con un cuchillo, quítele a la nalga toda la grasita e indeseables que encuentre.
2. Píquela en trozos muy finos con procesadora o a cuchillo bien filoso y reserve en un bol mediano.
3. Pele la cebolla y píquela en cuadraditos pequeños
4. Vierta 2 cucharadas de agua en una sartén, agregue la cebolla picada y mezcle sobre fuego fuerte hasta que esté translúcida. Retire y pásela a un bol…
5. Lave los ramitos de perejil, corte las hojas y píquelas finamente. Reserve.
6. Lave la espinaca bajo el chorro de agua fría. Deseche los tallitos y cocínela en una mínima cantidad de agua. Escúrrala. Una vez fría, exprímala bien y píquela.
7. Incorpore a la espinaca la cucharada de queso rallado, y sazónela a gusto con sal, pimienta y nuez moscada.
8. Remoje las rodajas de pan con un poco de agua escúrralas y píquelas
9. Mézclele a la carne picada que está en el bol: el pan picadito, el perejil, también picado, y la cebolla que ya fue rehogada en agua.
10. Agregue los huevos crudos y mezcle para ligar todos los ingredientes.
11. Condimente la preparación a gusto con sal, pimienta y ají molido, si prefiere el arrollado con un toque picantón.


ARMADO

1. Extienda sobre la mesa un papel manteca. Humedézcalo ligeramente. Vuelque en el centro la carne y extiéndala con una espátula humedecida con agua.
2. Extienda sobre la carne el relleno de espinaca y distribúyalo en forma homogénea.
3. Coloque a lo largo de uno de los extremos el huevo duro, en cuartos alineados en hilera. Enrolle la carne ayudándose con el papel manteca.
4. Prepare una placa para horno untada con aceite vegetal y espolvoreado con pan rallado. Deslice el rollo con el papel manteca para que ruede.
5. Vierta en la asadera poquita agua y cocine en horno moderado, entre 30 a 45 minutos, hasta que esté doradito
6. Sirva el arrollado de carne con alguna salsa de su preferencia (puede ser una fileto común) o con salsa de tomates dietética. También puede presentarlo frío con un colchón de hojas verdes, aderezado con vinagre o aceto, y una lluvia de alcaparras.

OTRA VERSIÓN: Con la misma receta se puede armar un pan de carne, poner la mitad de la mezcla en un molde de budín inglés con papel manteca en la base, agregar el relleno, tapar con carne y cocinar a bañomaría.

OTROS SABORES: La mezcla de carne se puede saborizar con salvia, orégano, romero o estragón fresco. La espinaca del relleno se reemplaza por ramitos de brócoli, acelga o chauchas hervidas y bien picaditas.

LENGÜITAS DE PAPA


1. Pele las papas y sumérjalas en agua. Con un pelapapas córtelas en cintas. A medida que las corte, póngalas en agua con hielo. Escúrralas y séquelas un poco.
2. Reboce las cintas con harina de ambos lados y lávese para sacarse el pegote que se forma en las manos.
3. Caliente abundante aceite en una sartén y dé a las papas un golpe de fritura, muévalas cuidadosamente hasta que estén doraditas de ambos lados
4. Escúrralas sobre hojas de papel absorbente y ¡ni se le ocurra salarlas! Siga haciendo más lengüitas de papa con la misma técnica
5. Salarlas en el momento de servirlas.