jueves, 6 de noviembre de 2014

Pancitos de queso sin amasar



¡Claro que pueden hacerse pancitos de queso sin necesidad de amasar! Tome nota: tamice 2  y ½ tazas de harina con 1 sobrecito de levadura en polvo instantánea y agréguele sal, pimienta, 100g de queso rallado, 60 gramos de manteca o margarina derretida y 1 huevo. ¡Ni se le ocurra amasar! Coloque el bollo de masa (grumoso y tierno) en un bol limpio, tápelo, apóyelo en la boca de un recipiente que contenga agua caliente hasta la mitad y déjelo leudar al doble. Moldee los pancitos, acomódelos en placas enmantecadas, deje que se hinchen bien… ¡y al horno caliente, hasta que den ganas de comérselos! ¡Crash!... ¡ ¡¡Glup!... ¡Crashhhhhh!!!