lunes, 15 de septiembre de 2014

Tarta chiffon de limón





1)      Prepare una tarta bien finita de masa crocante dulce (tamaño pizzería mediana), desmolde cuidadosamente y colóquela en el plato donde piensa servirla.
2)      Ponga a remojar en ¼ de taza de agua, 1 cucharada y media de gelatina en polvo sin sabor.
3)      Coloque en una cacerolita 4 yemas, bátalas con ½ taza de azúcar y mézclele ½ taza de jugo de limón.
4)      Revuelva esto rápidamente sobre fuego hasta que espese pero sin que llegue a hervir.
5)      Retire del fuego, mézclele la gelatina remojada y revuelva hasta que ésta se disuelva.
6)      Coloque en la heladera hasta que comience a espesar.
7)      Mientras tanto, bata las 4 claras y, cuando alcancen el punto de nieve, agrégueles de a poquito ½ taza de azúcar. Siga batiendo hasta que el merengue haga picos duros.
8)      Aparte, bata 200 gramos de crema de leche hasta que espese pero sin que tome punto Chantilly.
9)      Retire la gelatina de la heladera y bátala hasta que esté bien espumosa.
10)  Mézclele el merengue y la crema. Una bien.
11)  Rellene con esta espuma la tarta y colóquela en la heladera hasta que esté  firme.
12)  Decórele a gusto el borde con crema Chantilly y cerezas al Marraschino (¡o lo que quiera!)