lunes, 8 de septiembre de 2014

Rosquitas sin T.A.C.C.


INGREDIENTES

Crema de leche, batida espesa, con un poco de azúcar, 4 cucharadas gordas
Esencia de vainilla, a gusto
Yemas  de huevo duro, tamizadas, 2
Azúcar impalpable, 4 cucharadas
Maicena (fécula de maíz), aproximadamente 6 ó 7 cucharadas

PREPARACION

  1. Ponga sobre la mesa las yemas de huevo duro  tamizadas, la crema  de leche, la esencia de vainilla y el azúcar impalpable.
  2. Mezcle todo con un tenedor hasta lograr una pasta lisa.
  3. Agréguele 6 cucharadas gordas de maicena, mientras amasa hasta unir todos los ingredientes en un bollo liso y compacto. Si hiciera falta agregue más maicena, de a poquito para evitar que la masa se resquebraje. La masa debe quedar dura pero no seca.
  4. Estire la masa sobre la mesa espolvoreada con maicena, dejándola de 3 ó 4 milímetros de espesor. Corte en discos de 4 ó 5 cm de diámetro. Quíteles el centro con un cortapastas pequeño, a fin de convertir los discos grandes en rosquitas. Proceda así con el resto de la masa. (Los medallones que quedan al quitarles el centro a los discos grandes puede hornearlos así y luego usarlos como tapitas para armar alfajores con mermelada).
  5. Levante las rosquitas con una espátula y apóyelas sobre placas enmantecadas y espolvoreadas con maicena.
  6. Cocine en horno más bien caliente hasta que estén sequitas pero no doradas.
  7. Deje enfriar en la placa y recién entonces despéguelas.
  8. Una vez frías, báñelas con glasé real de diferentes colores. Deje secar bien antes de envasar.