lunes, 25 de noviembre de 2013

Quindim


(1 docena y media)

Masitas de coco de origen brasileño. Otra posibilidad para tener en cuenta en poco tiempo unas dulzuras muy tentadoras . ¡Para que los golosos se hagan una fiesta!

Ingredientes:

una taza de agua (tamaño desayuno)
250 gr de azúcar y cantidad extra para espolvorear los moldes.
8 yemas
1 taza (tamaño té) de coco rallado
1 cucharadita de esencia de vainilla
2 cucharadas de manteca derretida y extra sin derretir para los moldes.

Ponga en agua y el azúcar a fuego fuerte. Revuelve con cuchara de madera hasta que el azúcar se funda. No revuelva más y deje hervir 10 minutos. Mientras tanto, bata las yemas en un bol con batidor de alambre. Una vez logrado el almíbar a punto de hilo fuerte, páselo a un bol para entibiarlo y agréguelo de a poquito a las yemas batidas. Incorpore a la mezcla el coco rallado, la manteca derretida y la cucharadita de esencia de vainilla. Unte generosamente los moldes individuales con manteca y espolvoréelos con azúcar. Distribuya la mezcla en los moldecitos, llenándolos hasta los dos tercios de su capacidad, no más. Cocínelos a bañomaría en el horno unos 10 minutos, hasta que saquen panza y estén firmes. Desmóldelos en caliente y póngalos enseguida en pirotines. Sírvalos fríos.

Nota: Los moldecitos lisos de tarteletas de 5 centímetros de diámetro (algo profundos)