martes, 12 de noviembre de 2013

Pollo rendidor sin T.A.C.C.




La mejor forma de hacer rendir un pollo es aprender a deshuesarlo (o que se lo deshuese su carnicero o pollero de cabecera) y rellenarlo con alguna mezcla que rinda, sin ser costosa. Casi siempre la base de la mezcla es un relleno de pan. Para que toda la familia pueda saborearlo, esta semana le propongo rellenarlo con arroz. ¿A que nadie se da cuenta?



1)      Derrita 100 gramos de margarina (o manteca) y rehogue en el 2 cebollas picaditas y un morrón grande verde y otro rojo cortado en daditos.
2)      Cuando las verduras estén tiernas (pero no deshechas) retire del fuego y mezcle con 1 y ½ taza de arroz cocido “al dente”, 1 taza y ½ de queso rallado, nuez moscada, sal y pimienta a gusto, 1 cucharada de perejil picado y 3 huevos.
3)      Sazone el pollo. Cosa la abertura del cogote y rellénelo por abajo. Cosa la abertura por donde lo rellenó.
4)      Ate las alas y patas del pollo para que no se despatarre en el horno.
5)      Apóyelo en una asadera cubierta con rodajas de papa.
6)      Pinche el pollo repetidas veces con una aguja de tejer (o algo parecido) para que la piel no estalle en el horno.
7)      Rocíelo con un poco de aceite, vierta en la asadera 1 taza de agua y cocínelo en horno moderado SIN DARLO VUELTA, hasta que esté bien dorado y crocante. Deje entibiar antes de cortarlo en tajadas (sáquele antes las costuritas). O sírvalo fiambre, como si cortara una cima.

IDEA PARA VIGILIA: Reduzca los ingredientes del relleno a la mitad y use como relleno una merluza. Cosa floja la abertura.