domingo, 3 de noviembre de 2013

Carré a la cerveza




¡Un carré a la cerveza! Esta es su fórmula: Enrolle, ate y adobe 1 ½ kilo de carré de cerdo deshuesado con una mezcla hecha con 1 cucharada de mostaza, 2 cucharadas de pimienta negra, 2 cucharadas de harina y sal a gusto. Luego hágalo dorar en 150 gramos de manteca, junto con una ramita de romero; después escúrralo y, en la cacerola, agregue ½ kilo de cebollas picadas y el coñac o whisky que le deje usar su marido. Cuando la cebolla esté traslúcida, agregue de nuevo el carré a la cacerola, ahóguelo con una botella de cerveza (destápela antes, se entiende…) y añada 1 cubito de caldo de carne desmenuzado. Lo demás lo hace el fuego: debe hervir despacito aproximadamente 40 minutos, con la cacerola destapada. ¿Qué dice? ¿Qué esta vez me olvidé de transcribirle alguna frase célebre? Anote esta: “La victoria nos dará laureles; pero el laurel es planta estéril para América. Vale mas la espiga de la paz, que es de oro, no en la lengua del poeta, sino en la lengua del economista”. ¿Qué tal? ¡Esto ya lo vislumbraba Alberdi antes de 1853!... ¡Chin-chin!