domingo, 23 de septiembre de 2012

Quindims





¿Volvemos a meternos entre ollas y sartenes? Estas masitas de coco fueron hábilmente traducidas del portugués por Pamela y Rodrigo ¡los famosos “quindims” que una vez me pidió mi amiga Virginia! Hice sólo 1 docena: coloque ½ taza (tamaño té) de coco rallado en un bol y cúbralo con un almíbar a punto de “bolita floja” hecho con 125 gramos de azúcar y 1/3 de taza de agua. Apenas se enfríe (no se asuste si se endurece un poco) bátalo con 4 yemas y 1 cucharada de manteca derretida. Vierta en moldecitos tipo “muffins” (o flan) untados con manteca y espolvoreados con azúcar molido y cocínelos a baño de María en horno caliente hasta que estén firmes. Una vez fríos, desmolde y sirva en pirotines. ¡Deliciosos! ¡Justo para mimar a Walter y a Pablito! ¡Glup!