lunes, 24 de septiembre de 2012

Pasta bien rellenita




Usted puede llamarlos "ravioles retorcidos", "cappelletti gigantes", "empanaditas de brazos cruzados..." Llámelos como le guste, el nombre es lo de menos. Se trata de una pasta rellena fácil de hacer y realmente deliciosa. Yo los recomiendo con una salsita de tomate y albahaca.



Lo que lleva
La masa

harina, 300 GRAMOS

huevos, 2

aceite, 2 CUCHARADAS

sal, 1 CUCHARADITA

agua, CANTIDAD NECESARIA

El relleno

ricotta, ¼ KILO

perejil picadísimo, 1 CUCHARADA

queso rallado, ½ TAZA

jamón cocido picadísimo, 100 GRAMOS

nueces trituradas, 1/3 DE TAZA

yemas, 2

sal, pimienta y nuez moscada, A GUSTO

Varios

salsa de tomate con albahaca, CANTIDAD NECESARIA


paso 1:  3 minutos

Coloque la harina sobre la mesa y hágale un hueco en el centro. Agregue allí la sal, el aceite y los huevos. Mezcle los ingredientes del centro y luego incorpóreles la harina y el agua hasta unir todo en una masa tierna, que no se pegotee (si hiciera falta agregue un poquito más de harina o agua). Tápela y déjela descansar mientras prepara el relleno.



paso 2: 5 minutos

Mientras la masa se toma su descanso, preparemos el relleno. Pique el jamón cocido y triture las nueces. Coloque en un bol la ricotta. Súmele el queso rallado, el jamón picadito y las nueces ídem. Ligue la preparación con las yemas. Mezcle y sazone a gusto con sal, pimienta negra recién molida y un toque de nuez moscada, molida en el momento. Reserve.



paso 3: 20 minutos

Estire la masa por partes (para que no se seque), sobre la mesa enharinada y con el palote también enharinado. Deje la masa bien finita. Despéguela de la mesa con ayuda de una espátula. Con una plantilla de cartón recórtela en cuadrados de unos 7 centímetros de lado, aproximadamente. Una los recortes y siga haciendo más cuadrados con la masa.



paso 4

Coloque una generosa porción de relleno en el centro de cada cuadrado. Pincele con agua los bordes y únalos por la diagonal, encerrando el relleno (le quedará formado un triángulo). Doble los extremos del triángulo hacia atrás y presione fuerte: los bordes se levantarán dando a la pasta el aspecto de un cappelletti gigante. Arme así todos los cuadrados de masa.



paso 5

Prepare una rica salsa de tomates aromatizada con albahaca (o la hierba de su preferencia) y sazónela a gusto, dejándola bien sabrosa. Hierva la pasta en una cacerola grande, con abundante agua hirviendo con sal, hasta que comience a transparentarse el relleno. Escúrralos con espumadera y sírvalos con toda la salsa, ofreciendo aparte queso rallado.