sábado, 25 de febrero de 2012

Paté de carne y pollo






Cómo se hace:

La masa:

Ponga 500 gramos de harina sobre la mesa y hágale un hueco. Coloque allí un poquito de sal, 3 yemas, 200 gramos de manteca blanda y 1 cucharada de vinagre.

Una los ingredientes agregándoles agua de a poco hasta unirlos en una masa lisa y tierna, que no se pegotee. Tápela y déjela descansar una hora.

Estire la masa y forre con ella un molde grande tipo budín inglés, previamente enmantecado y enharinado. Una los recortes y reserve esa masa.

El relleno:

Procese 250 gramos de carne de ternera, 125 gramos de jamón crudo, 250 gramos de carne de cerdo y 1 frasco mediano de champiñones.

Vuelque en un bol y mézcleles 3 cucharadas de cebolla rallada, ½ taza de crema de leche, 1 taza de miga de pan remojada en leche, exprimida y picada, ½ taza de queso rallado y 4 huevos. Sazone la mezcla a gusto con sal, pimienta y nuez moscada. Reserve.

Quítele la piel a 1 pollo grande, despréndale la carne y córtela en tiras. Corte en tiras del mimo tamaño 300 gramos de jamón cocido. Rellene el molde forrado con masa con capas alternadas de la mezcla de carnes con el pollo y de jamón. Termine con una capa de carne.

El final feliz:

Estire el resto de masa y tape con ella el relleno. Una los bordes de ambas capas de masa presionando bien, recórtela en forma prolija y hágales el repulgo que sepa hacer...¡o presiónelos con un tenedor enharinado!

Pinte el pastel con 1 huevo batido con un poquito de leche. Y hágale unas perforaciones en la panza para que por allí se elimine el exceso de vapor durante la cocción. Hornee el paté hasta que la masa se dore y comience a separarse del molde.

Retírelo, déjelo descansar 5 minutos, desmóldelo y déjelo enfriar antes de servir (si lo estaciona un par de horas en la heladera... ¡mejor!).