sábado, 4 de febrero de 2012

Medialunitas de nuez








Siempre algún amigo o amiga suele invitarse sólo para tomar un cafecito... Estas medialunitas de nuez con puntas de chocolate están hechas a la medida de esas visitas inesperadas... Claro, ¡siempre que las haga y esconda hasta que toquen el timbre! Una dulzura irresistible.







Lo que llevan:

nueces peladas, 1 TAZA

manteca blanda, 150 GRAMOS

esencia de vainilla, 1 CUCHARADITA

azúcar, 6 CUCHARADAS

yemas, 2

harina, 2 TAZAS, APROXIMADAMENTE

Varios:

chocolate cobertura, 150 GRAMOS

placas enmantecadas y enharinadas, CANTIDAD NECESARIA









1 PASO

Retire la manteca de la heladera con 1 ó 2 horas de anticipación. Licue o procese la taza de nueces peladas. Vierta el polvo de nuez en un bol y resérvelo hasta utilizar. En un bol aparte, bata la manteca (a temperatura ambiente) hasta que esté bien cremosa. Siga batiendo mientras va incorporando, de a poco, el azúcar.

 


2 PASO

Agregue al batido de manteca las dos yemas, de a una por vez, batiendo muy bien después de cada adición, y la vainilla, hasta que se integren totalmente. Sume las nueces licuadas o procesadas junto con la harina previamente tamizada. Una todos los ingredientes hasta obtener un bollo de masa muy tierno. 


 


3 PASO

Amase la masa por partes, formando cilindros, como si fuera a hacer ñoquis del grosor de un lápiz. Divida la tira en porciones del tamaño que quiera las medialunas: puede ser de 8 centímetros de largo, aproximadamente. Afine los extremos de cada tirita de masa y arquee las puntas para darles forma de medialunas. Sígame...

 


4 PASO

Levante con espátula las medialunitas y distribúyalas sobre las placas enmantecadas y enharinadas. Cocínelas en horno caliente hasta que estén sequitas, pero sin dorar (lleva unos 10 minutos por tanda). Retire la placa del horno, déjelas enfriar allí y recién entonces despéguelas cuidadosamente con espátula. ¡Y siga haciendo más!

 


5 PASO

Ralle a cuchillo el chocolate y disuélvalo a bañomaría suave. Retírelo del fuego y pinte con chocolate los extremos de cada medialunita. A medida que lo haga, colóquelas en placas forradas con papel film o manteca. Llévelas un rato a la heladera, hasta que el chocolate se endurezca. Despéguelas con cuidado y... ¡Glup!