miércoles, 8 de febrero de 2012

Bienenstich







            Pido la palabra – y toneladas de perdón – por la fuga de ingredientes que ocurrió en el relleno de la torta de crema que Frida Grau me enseñó a  hacer y que publiqué el 15 de enero. ¿Toma nota? A los ingredientes les faltaba agregar: al principio de la crema, ¼ litro de leche; y al final, 2 claras batidas a nieve. Hechas las paces… ¿me deja que le cuente – de la misma corresponsal – el famoso “Bienenstich”? ¡Un “panal de abejas” que alcanzará para convidar a todos los socios del Club Alemán! Primero que nada, prepare una masa de levadura con: 20 gramos de levadura prensada disuelta en ¼ de taza de agua junto con 1 cucharadita de azúcar y 1 cucharada de harina y puesta a fermentar; más 1 huevo, 50 gramos de azúcar, 50 gramos de manteca blanda, ¼ litro de leche, ralladura de limón, un poquitito así de sal y ½ kilo, aproximadamente, de harina. Hecha la masa, póngala a leudar en sitio tibio. Y en cuanto duplique su volumen, aplástela con el palote y póngala en una asadera enmantecada y enharinada así de grande, de modo que la masa tenga unos 3 cm de espesor. Aparte derrita 100 gramos de manteca junto con 150 gramos de azúcar y, cuando la manteca esté derretida, retire el pasticchio del fuego y mézclele 150 gramos de almendras fileteadas y 2 ó 3 cucharadas de leche. Hecha la mezcla, extiéndala sobre la masa que esta en la asadera, tape y deje que duplique su volumen. Paso final: cocine en horno caliente hasta que el “Bienenstich” crezca y su superficie esté doradita; y, una vez desmoldado sobre rejilla y bien frío córtelo por la mitad y rellene con una capa gorda de chantilly. Cuando convide… ¡para mí el cuadrado más grande! ¡Glup!