viernes, 10 de febrero de 2012

Cheesecake de naranja y nuez





Con el aroma de los azahares

A toda hora Como postre o para el té, va esta variante del clásico cheesecake que en este caso lleva sabor a naranja y un toque de nuez en la masa

Ingredientes

Cubierta

1 y ½ tazas de nueces bien trituradas
2 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de manteca derretida

Relleno

2 potes grandes de queso crema
1 taza de azúcar
3 cucharadas de harina
4 huevos
1 pote chico de crema de leche
½ cucharadita de canela en polvo
1 cucharada de café instantáneo
½ taza de jugo de naranja
2 cucharadas de ralladura de naranja

Varios

(optativo) crema chantillí y juliana de cascara de naranja abrillantada para decorar

Procedimiento

Cubierta
·         Coloque en un bol las nueces trituradas (lo mejor es ponerlas en una bolsa y pasarles el palo de amasar) junto con el azúcar y la manteca derretida. Mezcle bien todos los ingredientes.
·         Enmanteque un molde profundo para tarta, si es posible, de los que se ajustan con un aro lateral. Vierta allí la preparación para la cubierta.
·         Extienda la mezcla presionándola con una cuchara hasta forrar el molde en forma pareja… ¡No se preocupe, vaya hasta donde alcance la masa!
·         Cocine la cubierta en el horno durante diez minutos y retire. Reserve.


Relleno

·         Coloque en un bol grande el queso crema. Agregue la taza de azúcar y súmele las tres cucharadas de harina.
·         Bata hasta mezclar bien estos ingredientes y que quede una pasta homogénea.
·         Ahora, agregue los huevos. Siempre de a uno por vez, batiendo bien después de añadir cada uno. Únale la crema de leche y no se olvide de la canela.
·         Disuelva el café en el jugo de naranja y agréguelo a la preparación anterior. Perfume con la ralladura de naranja y mezcle bien.
·         Vierta la preparación en el molde que forró con la cubierta de nueces. Distribúyala en forma pareja con la ayuda de una cuchara o espátula.
·         Cocine la preparación en un horno caliente durante diez minutos. Pasado ese tiempo, baje la temperatura a suave. Continúe la cocción hasta que el relleno esté firme. Esto sucederá en aproximadamente una hora.
·         Retire el molde del horno pero no se le ocurra tocar la torta. Aguántese las ganas y déjela que se enfríe antes de desmoldarla.
·         Si aguanto las ganas, entonces ahora quítele el aro lateral al molde y deslícela con mucho cuidado sobre la fuente donde la va a servir. Llévela a la heladera hasta que esté bien fría (la espera vale la pena).
·         Termine la presentación con la crema chantillí. Para eso, coloque la crema en una manga con boquilla grande de picos y decore la torta. O bien puede optar por una pequeña bochita en el centro. Termine la decoración espolvoreándola con juliana de cáscaras de naranja abrillantadas y… ¡a la mesa!