lunes, 30 de mayo de 2011

Tarta helada de naranjas




¿Qué tienen las frutillas que no tienen las naranjas, para fabricar con ellas excelentes postres helados?


1)      Tenga lista una tarta cocida de masa dulce crocante. O de polvo de bizcochos. ¡O de lo que más le guste!
2)      Remoje 1 cucharada de gelatina sin sabor en ¼ de taza de agua fría y disuélvala a baño de María.
3)      Bata 4 yemas con ½ taza de azúcar y agréguele ¼ de taza de agua, 2 cucharadas de jugo de limón y ½ taza de jugo de naranja.
4)      Únale la gelatina disuelta y 1 cucharada y ½ de ralladura de naranja. Revuelva sobre el fuego hasta que espese sin que hierva. Retire y entibie.
5)      Coloque la mezcla en la heladera hasta que comience a espesar.
6)      Bata 4 claras hasta que tomen punto de nieve y, de a poco, agréguele ¼ de taza de azúcar mientras continúa batiendo hasta incorporarlo todo.
7)      Retire la gelatina de la heladera y bátala hasta que esté espumosa.
8)      Mezcle con el merengue y vierta en la tarta cocida.
9)      Coloque en la heladera hasta que esté firme.
10)  Decore toda la superficie con crema Chantilly y adorne con gajos de naranja sin hollejos ni semillas. (O con tiritas de naranja confitada).