miércoles, 4 de mayo de 2011

Coquitos amarillos






No se va a poder quejar. Se preparan apenas con cuatro ingredientes, le llevará un tiempo mínimo hacer la pasta y los conitos respectivos, y tendrá que ponerlos en horno caliente sólo hasta que se les tueste la nariz. Le van a salir tan ricos que deberá pensar en la segunda vuelta o guardarlos muy bien escondidos así duran un poco más.

Ingredientes

200 gramos de yemas (péselas sí o sí en una balanza)
200 gramos de coco
200 gramos de azúcar molida y cantidad extra
1 cucharadita de esencia de vainilla
Manteca y harina para la placa

Preparación

1. Coloque en un bol las yemas, el coco, el azúcar y la esencia de vainilla.
2. Lávese bien las manos y amase todos los ingredientes hasta unirlos en una pasta húmeda.
3. Vierta azúcar extra en un platito. Tome una pequeña porción de pasta (del tamaño de una nuez) y dele forma de bolita.
4. Haga rodar suavemente la pelotita en el plato de azúcar molida.
5. Apoye la pelotita en la mesa, pellízquele la nariz y dele forma de cono.
6. Modele igual el resto de la pasta y, a medida que lo haga, ponga los conitos sobre placas enmantecadas y enharinadas.
7. Colóquelos en horno bien caliente, sólo hasta que se les dore el piquito (entre 5 y 7 minutos, aproximadamente).
8. Retire la placa del horno, despéguelos cuidadosamente con espátula y, cuando se enfríen, ubíquelos en pirotines.

Secretito I

La cocción debe ser rápida para que no se sequen. Un buen coquito debe ser apenas doradito por fuera y húmedo por dentro.

Secretito II

Si quiere que los conitos amarillos queden más húmedos, agregue a la mezcla una cucharada gorda de miel.

Téngalo en cuenta:

Con la misma técnica podrá hacer “coquitos blancos”. Para esto prepare la siguiente mezcla: bata dos claras a punto nieve y agrégueles, de a poco, media taza de azúcar, hasta integrarla toda. Siga batiendo hasta obtener un merengue duro. Recién entonces, incorpórele dos tazas de coco rallado y una cucharadita de esencia de vainilla. Mezcle bien la preparación para integrar todos los ingredientes. Haga los conitos como le indicamos en la receta principal y cocínelos de idéntica manera.