lunes, 8 de noviembre de 2010

Masa danesa



¿Quiere ensayar una masa de levadura distinta de todas? Se llama “masa danesa” y se hace así: ponga sobre la mesa 220 gramos de manteca fría, 4 cucharadas de azúcar y 3 tazas de harina. Luego corte todo con dos cuchillos, hasta que la manteca se convierta en granitos. Enseguida disuelva 50 gramos de levadura prensada en ½ taza (siempre “tamaño desayuno”) de leche tibia y agregue a lo anterior junto con 3 yemas, revolviendo hasta obtener un bollo blando y de textura irregular. De aqui en más… ¡guarde la masa bien tapada en el congelador, divida en tres partes, hasta que se le ocurra utilizarla! ¿Ya?... Retire una porción (vio que no leudo nada?) déjela tomar temperature ambiente y entonces estírela dejandola de ½ cm de espesor. Recórtela en forma de medialunas, acomódelas en placas y déjelas leudar en sitio tibio. Entonces, con manos de ángel, píntelas con merengue (1 taza de azúcar para 3 claras batidas a nieve) mezclado con nueces picadas, coco rallado y pasas de uva y cocine en horno fuerte primero y suave después, hasta que estén deliciosamente doradas. ¿Probó alguna vez masa tan livianita y diferente? Otra sugerencia: Descongele la masa y vaya echando trocitos de la misma en una budinera chica enmantecada y enharinada, alternando con nueces, pasas de uva y cáscaras abrillantadas picaditas (o lo que se le antoje). Deje leudar en el mismo molde y cocine en horno bien caliente, hasta que esté doradito y a punto. RESULTADO: ¡Un budín con nostalgias navideñas! Tercera idea: Descongele la masa, estírela en forma cuadrada dejandola de ½ cm de espesor, rellene el centro con 1 manzana pelada y cortada en tajaditas transparentes, espolvoréelas con azúcar y ralladura de limón, levante los costados de la masa y encierre el relleno como si armara un sobre, presionando los bordes; deje leudar en la asadera ¡y listo! Cocine en horno caliente hasta que toda la casa huela a ¡pastel de manzanas! ¿Se da cuenta? “El descubrimiento de un nuevo plato hace más por la felicidad humana que el descubrimiento de una nueva estrella”. ¡Glup!