jueves, 1 de abril de 2010

Panqueques de durazno



¿Qué hacemos con los primeros duraznos de la temporada?

Como sin duda los duraznos aún deben estar caros, para darnos el gusto le propongo comprar poquitos (¼ de kilo nos alcanzará) ¡y transformarlos en panqueques! No será el destino mejor para saborearlos, pero al menos habremos cedido a la tentación con la frente alta y el monedero agradecido.


1)      Tamice 1 taza y ¼ de harina con un poquitito de sal, 2 cucharadas de azúcar y ½ cucharadita de polvo para hornear.
2)      Agréguele, mientras bate: 1 huevo, un pote de yogur de vainilla y uno de leche.
3)      Por último incorpórele 1 cucharada de manteca derretida y 1 taza de duraznos frescos, cortaditos.
4)      Lo demás, como siempre: enmanteque la sartén cada vez que haga un panqueque y, cuando los sirva, juéguese y ofrezca crema Chantilly aparte… (o espolvoréelos con azúcar molido).