sábado, 10 de abril de 2010

Sopa de tomates




            Única recomendación: ¡caliente previamente los platos soperos o tazones antes de verter en ellos la sopa

SOPA DE TOMATES

  1. Coloque en una cacerola el contenido de 3 latas de tomates.
  2. Agréguele 1 cebolla pelada en la que habrá incrustado 3 clavitos de olor; más dos ramitas de perejil y 2 tallos de apio.
  3. Añada ½ taza de agua y 2 cubitos de caldo de verduras desmenuzados y deje hervir hasta que la cebolla esté blanda.
  4. Derrita 3 cucharadas de manteca (o margarina) y cuando se funda (la manteca, se entiende…) mézclele 3 cucharadas de harina.
  5. Incorpórele de golpe 3 tazas de leche fría y revuelva con batidor de alambre para dispersar bien la harina, así no se forman grumos. Siga revolviendo hasta que la salsa blanca (¿qué otra cosa es, sino????) hierva, espese ¡y no se note el gusto a harina!
  6. Escurra la cebolla y quítele los clavos de olor.
  7. Procésela junto con todo lo que hay en la cacerola. Mezcle la salsa blanca con el pasticchio procesado, bata bien, caliéntelo y sirva en tazones precalentados, poniendo a flotar en cada uno una papa frita chip (de copetín) llevando a cuestas un copo de queso crema (o simplemente perejil picado… ¡bah!).