martes, 20 de abril de 2010

Pollo a la cazadora






 

Guisito de invierno

Pollo a la cazadora Vaya poniendo la mesa, porque a todos les encanta este plato.

Ingredientes

1 pollo cortado en presas
Sal y pimienta, a gusto
Harina, para rebozar
5 cucharadas de aceite
50g de manteca y 3 cucharadas extra
3 cebollas picadas
2 morrones, cortados en tiritas
4 dientes de ajo, picaditos
1 lata de tomates al natural
1 hoja de laurel
½ taza de vino blanco seco
1 frasco de 400g de champiñones al natural
1 cucharada de perejil, picadísimo

Preparación

1.       Limpie las presas de pollo quitándoles la piel e indeseables (usted me entiende…). Lávelas bajo el chorro de la canilla y séquelas.
2.       Sazónelas con sal y pimienta y rebócelas con harina.
3.       Coloque los 50g de manteca en una cacerola grande y derrítala junto con el aceite.
4.       Una vez que la fritura esté bien caliente, dore en ella las presas de pollo, haciéndolo de ambos lados.
5.       Escúrralas y reserve.
6.       Deseche la fritura pero no lave la cacerola (detalle exquisito para ahorrar detergente…).
7.       Agregue en la cacerola las 3 cucharadas de manteca y derrítala a fuego suave.
8.       Incorpore las tiritas de morrón y rehóguelas raspando el fondo de cocción con una cuchara de madera.
9.       Agregue los ajos picaditos y las cebollas ídem. Mezcle hasta que dichos ingredientes estén traslúcidos.
10.   Pique los tomates al natural e incorpórelos a la cacerola con todo su jugo.
11.   Súmeles el vino blanco y la hoja de laurel, y raspe el fondo de cocción con una cuchara para incorporarlo a la salsa.
12.   Agregue en la cacerola las presas de pollo y los champiñones con todo el líquido del frasco (si fueran muy grandes, córtelos verticalmente en tajadas).
13.   Deje hervir la preparación despacito, con la cacerola destapada, hasta que el pollo termine de cocinarse y la salsa espese.
14.   Pruebe y rectifique – o no, que gustos son gustos – el sazonamiento.
15.   Sirva el pollo con toda la salsa y una guarnición de papitas al natural aderezadas con perejil picado, manteca, sal y pimienta a gusto.