martes, 16 de junio de 2015

Pollo Celestine


Seguro que coseché esta receta en algún libro extranjero... ¿La verdad, la verdad? Tratándose de cocina... ¡las fórmulas suelen ser los mismos perros con distinto collar! ¿La ventaja de este plato? Con ingredientes que están a mano, es ideal para la mesa diaria. ¡Simple y sabroso!




Lo que lleva:

  • manteca, 70 GRAMOS
  • pollo tierno, cortado en presas, 1
  • sal y pimienta, A GUSTO
  • champiñones frescos, 1/4 KILO
  • tomates grandes, maduros, 2
  • vino blanco seco, 1 TAZA
  • caldito de verduras, triturado, 1
  • coñac, 2 CUCHARADAS
  • perejil picadísimo, 2 CUCHARADAS
  • cebolla de verdeo, picadísima, 4 CUCHARADAS
  • ajo triturado, 1 CUCHARADITA

    Varios

  • arroz blanco, sazonado a gusto (para guarnición), 3 TAZAS


  • PASO 1 (10 MINUTOS)
     
    Lave y seque las presas de un pollo de buena familia (previamente deseche la piel y todos los indeseables que le salgan al paso...). Sazónelas a gusto con sal y pimienta negra de molinillo. Derrita los 70 gramos de manteca en una cacerola o sartén grande y dore en ella las presas de pollo de ambos lados. Después... ¡sígame al siguiente paso!


    PASO 2 (15 MINUTOS)
     
    Corte y deseche la rodajita de la base de los tallos de los champiñones frescos. Lávelos y séquelos suavemente. Divídalos en tajaditas o láminas verticales. Agréguelos también a la cacerola donde doró el pollo. Incorpore a continuación los tomates pelados (páselos unos segundos por agua hirviendo y después por agua fría) y picados, con todo su jugo.

    PASO 3 (25 MINUTOS)
     
    Tape la cacerola y deje cocinar todo bien despacito alrededor de 10 minutos. Vaya removiendo cada tanto con una cuchara de madera el fondo de cocción, para que se integre a la salsa. Incorpore en la cacerola la taza de vino blanco seco y el caldito de verduras desmenuzado. Súmele también el coñac, que le dará un buen aroma a este plato.

    PASO 4 (45 MINUTOS)
     
    Deje hervir la preparación lentamente, agregando de a ratos chorritos del vino blanco que eligió, para mantener un volumen respetable de salsa. Escurra las presas de pollo cuando estén cocidas, acomódelas en una asadera donde entren cómodamente y colóquelas nuevamente a cocinar, ahora en el horno caliente, hasta que estén crujientes y doraditas.

    PASO 5 (55 MINUTOS)
     
    Incorpore a la salsa que quedó en la cacerola las 2 cucharadas de perejil picado, la cucharadita de ajo triturado y la cebolla de verdeo picadita. Haga hervir y rectifique -o no- el sazonamiento a gusto. Acomode las presas de pollo en una fuente, vierta sobre ellas toda la salsa de la cacerola y complete la guarnición con una porción de arroz blanco.