viernes, 12 de junio de 2015

Dulce de membrillo en pasta (moldeado)




Preparación

1. Lave 1 kilo de membrillos y échelos en agua hirviente. Hágalos hervir hasta que estén tiernos. Escúrralos y, aunque se queme los deditos, ráspeles la piel.
2. Siga quemándose los deditos mientras, en caliente, los ralla con un rallador común de queso (parte finita). Si los procesa, no será lo mismo…
3. Coloque la pulpa de membrillo en una cacerola con igual peso de azúcar.
4. Cocine sobre fuego fuerte revolviendo de vez en cuando, hasta que el dulce (en un principio, amarillo) tome color de “dulce de membrillo comprado” y espese formando una pelota que se desprenda de las paredes y el fondo de la cacerola.
5. Viértalo en un molde tipo “budín inglés” humedecido con agua.
6. Déjelo enfriar hasta que se endurezca bien.
7. Desmóldelo aflojando los costados con un cuchillito. Si se declarara en rebeldía… ¡pase rápidamente la base del molde por la llama del quemador… y listo!