miércoles, 10 de junio de 2015

Alfajor gigante








Del tipo de los alfajores norteños, esta dulzura resulta ideal para acompañar el té, el café o el mate. ¿Un consejo? Use muy poco dulce de leche para untar cada capa y así evitará que esta dulzura resulte empalagosa. Y cuide la masa en el horno porque es finita y se dora muy rápido.


Lo que lleva la masa


Harina, 200 GRAMOS
Yemas, 5
Clara, 1
Agua, 2 CUCHARADAS
Alcohol fino (o grappa o gin o... ¡oh!), 2 CUCHARADAS
Manteca blanda, 25 GRAMOS
Dulce de leche común, CANTIDAD NECESARIA

Placas para horno, UNA POR CADA DISCO (O COCINELOS POR TANDAS)

 
Lo que lleva el baño


Clara, 1
Jugo de limón, 1 CUCHARADA
Azúcar impalpable tamizada, CANTIDAD NECESARIA
Mitades de nueces, CANTIDAD A GUSTO, PARA DECORAR


Cómo se hace

PASO 1 (4 MINUTOS)


Ponga la harina sobre la mesada en forma de anillo. Coloque en el centro del aro las yemas indicadas, la clara y la manteca cortada en trocitos. Junte en un bol el alcohol con el agua, y viértalo en el mismo hueco. Mézclelo rápidamente con los ingredientes del centro y vaya incorporando la harina de la corona hasta unir todo en un bollo liso.


 
PASO 2 (10 MINUTOS)


Amase el bollo para darle forma de cilindro gordito y divídalo con un cuchillo en 5 o 6 rodajas. Amase cada rodaja por separado, dándoles ahora forma de bollitos. Déjelos descansar sobre la mesa, tapándolos con una cacerola previamente calentada sobre la hornalla, para acelerar la elasticidad de la masa. ¿No conocía ese secreto? Pues, anótelo.


PASO 3 (25 MINUTOS)


Estire cada bollito con el palote, dejándolo finito como papel. Insista con el estirado: mientras más fino, mejor quedará el alfajor. Recorte las masas ya estiradas del tamaño de un plato playo. Distribuya cada disco en una placa y pínchelo totalmente con un tenedor. Cocínelos en las mismas placas, en horno caliente, hasta que se ampollen y doren. 



PASO 4 (30 MINUTOS)


Ponga en el centro de la fuente donde va a armar el alfajor, un poquito de dulce de leche y asiente en el dulce el primer disco (de esta forma el alfajor no se deslizará). Siga superponiendo los discos de masa, intercalados con dulce de leche. Importante: unte cada capa con el mínimo posible de dulce para que el alfajor no resulte empalagoso.



PASO 5 (35 MINUTOS)


Coloque la clara en un bol, agréguele el jugo de limón y mézclele el azúcar impalpable tamizada (obtendrá un mazacote...). Bata con la batidora eléctrica hasta que se vuelva esponjoso. Agréguele de a poquito almíbar liviano (o agua caliente) hasta obtener un baño que corra fácilmente. Chorree el alfajor y adórnelo con las mitades de nueces.