domingo, 21 de junio de 2015

Jalea de membrillo


Lo que lleva:

Membrillos, 4 kilos
Azúcar, cantidad necesaria (según cuántas tazas de agua de cocción recoja)
agua,  cantidad necesaria (ídem)

Cómo se hace:

Lave los membrillos y –sin pelarlos ni quitarles las semillas– córtelos en trozos y póngalos en una cacerola Cúbralos generosamente con agua y llévelos al fuego. Hágalos hervir hasta que estén tiernos Logrado ese punto, retire la cacerola del fuego y cuélelos para recoger el líquido Mida el líquido de cocción por tazas para tener un parámetro único Agregue en una cacerola por cada 4 tazas de líquido (1 litro), ½ kg de azúcar Lleve al fuego y deje hervir, mezclando ocasionalmente con cuchara de madera, hasta que tome punto de “jalea” (aproximadamente una hora)  Para comprobar el punto, retire la cacerola del fuego para interrumpir la cocción y vierta una cucharadita de la preparación en un plato. Déjela  enfriar. Si toma la consistencia de una gelatina ...¡listo! Sírvala sobre tostadas, acompañando el mate, el café o una taza de té. ¡Una delicia!