sábado, 23 de febrero de 2013

Postre ultra-rápido de café





¿Todavía no le conté el último postre ultra-rápido de café que inventé? Bata 2 yemas con 4 cucharadas de azúcar hasta que se inflen bien; entonces agrégueles 2 cucharadas de café instantáneo diluídas en 6 cucharadas de leche hirviendo más 200 gramos de crema de leche batida espesa y las 2 claras a nieve. Vierta en un molde y coloque en el freezer hasta que esté firme. Retírelo del mismo ½ hora antes de servir y, entonces, desmóldelo en un plato y cúbrale la superficie con este praliné de economía de guerra: 2 cucharadas de azúcar fundida a punto de caramelo, más 2 nueces peladas y trituradas (¡qué miseria!). ¿Hace falta, acaso, gastar más para guardar las apariencias? ¡Glup!