domingo, 10 de febrero de 2013

Alcauciles rellenos







¡Qué placer!

Los italianos lo comen como “antipasto”. Usted elige cómo y cuándo.

Ingredientes

Alcauciles grandes, 6
Limón, 1
Harina, 1 cucharada

Relleno

Dientes de ajo, 6
Cebollas, 2
Manteca, 50g
Champiñones, 200g
Miga de pan en leche, ½ taza
Aceitunas verdes, 100g
Jamón de Parma, 150g
Perejil, 1 cdita.
Queso rallado, 3 cdas.
Sal, pimienta y nuez moscada
Huevo, 1

Varios

Vino blanco seco, 1 taza
Agua, 1 taza y c/n
Caldo de verduras, 1 cubito
Salsa de tomates, 1 taza


Preparación

1.       Limpie los alcauciles separándoles el tallo y cortándoles una rebanada a 2cm de la punta de la nariz. Quítele y deseche las hojas externas duras. Rebane también la parte dura de la base. Con una cucharita vacíe los centros de cada alcaucil quitándoles los estambres (la pelusita ¡bah!) a fin de ahuecarlos bien. Rocíelos con el jugo del limón y póngalos en una cacerola bien cubiertos con agua, 1 cucharadita de sal y 1 cucharada de harina. Hágalos hervir hasta que, al pincharles la base con un tenedor, ésta se note tierna.
2.       Escúrralos y déjelos enfriar. Una vez fríos, áteles en la cintura un piolín para que no se desarmen cuando los rellene y cocine.
3.       Para el relleno, derrita la manteca y rehogue en ella los dientes de ajo y la cebolla. Agréguele los champiñones cortados en tajaditas, tape la sartén, baje el fuego al mínimo y deje cocinar hasta que los champiñones suelten el líquido y estén color cremita. Vuelque en un bol y agréguele: la miga de pan bien exprimida y picadita, las aceitunas, el jamón, el perejil y 2 cucharadas de queso rallado. Sazone a gusto. Ligue todo con el huevo y rellene con esta mezcla los alcauciles. Colóquelos paraditos en una asadera suficientemente grande.
4.       Vierta en la asadera vino, el agua y el cubito desmenuzado. Espolvoree la superficie de cada alcaucil con el resto del queso rallado. Coloque un trocito de manteca sobre cada alcaucil. Cocínelos en horno caliente hasta que estén bien doraditos. Sírvalos pasándolos a otra fuente donde habrá vertido una base de salsa de tomates bien caliente.


Tip:

Los tallos tiernos cocidos enriquecen una ensalada