lunes, 11 de febrero de 2013

Galletitas con rulero




 Acabo de descubrir unas galletitas mucho más económicas que las compradas y de una textura requeteparecida. ¿Le cuento? Ponga sobre la mesada 100 gramos de azúcar, 50 gramos de manteca (o margarina), 1 huevo, la ralladura de 1 limón y ½ cucharadita – tamaño café – de “carbonato de amonio” (se compra en las casas de repostería). Unale entonces 200 gramos de harina común, estire la masa sobre la mesa bien enharinada dejándola de 3 mm de espesor; y entonces… ¡busque un rulero grande! Tal cual lo lee. Enharine el rulero y hágalo rodar sobre la masa, presionándola para que le quede un relieve como el de las galletitas compradas. Córtelas como quiera, levántelas con espátula, acomódelas sobre placas enmantecadas o enmargarinadas y cocínelas en horno caliente hasta que estén suavemente doradas. Al enfriarse, apenas las muerda harán ¡crack!