sábado, 29 de diciembre de 2012

Salsa demi-glace



¿Usted quería la versión casera y simplificada de la salsa “demi-glace”? Esta es la fórmula que hace añares me confió un chef jovencísimo: Ricardo Roqués. Licue partes iguales (una taza, por ejemplo) de blanco de apio, tomates y zanahorias, todo parejamente picadito. Ponga la cacerola sobre el fuego y, cuando la preparación hierva, agréguele 2 cucharadas del extracto de carne y medio vaso de vino. Cuando se reduzca a la mitad (la salsa, se entiende…) sazone a gusto y filtre. ¡Listo!