viernes, 28 de diciembre de 2012

Pan de frutas


Este pan es ideal —y rendidor— para enriquecer la mesa de té o los desayunos de un frío invierno.


LO QUE LLEVA

·  manteca blanda 100 GRAMOS
·  azúcar 225 GRAMOS
·  yemas 2
·  pasas de uva 100 GRAMOS
·  ron 75 CENTIMETROS CUBICOS
·  harina leudante 150 GRAMOS
·  polvo para hornear UNA CUCHARADITA AL RAS
·  cerezas al marraschino, escurridas y enteras MEDIA TAZA
·  fruta abrillantada picadita MEDIA TAZA
·  nueces enteras MEDIA TAZA
·  claras 2

Varios
·  azúcar impalpable tamizada UNA TAZA
·  clara sin batir MEDIA
·  jugo de limón CANTIDAD NECESARIA.



PASO 1 (3 MINUTOS)

Bata la manteca con el azúcar en un bol, hasta obtener una preparación bien cremosa. Agréguele al batido las dos yemas, de a una por vez, batiendo muy bien después de cada adición. Reserve la mezcla en el bol. Aparte, coloque las pasas de uva en un tazón y vierta sobre ellas el ron. Déjelas macerar un par de minutos en su líquido mientras avanza con los otros pasos.



PASO 2 (7 MINUTOS)
Tamice la harina junto con el polvo para hornear. Escurra las pasas de uva (reserve el ron) y mézclelas con las cerezas, las nueces y la fruta abrillantada picadita. Vuelque las frutas sobre la harina y mezcle hasta que se rebocen bien. Una las frutas rebozadas, con toda la harina, al batido de azúcar, manteca y yemas. Súmele el ron reservado y mezcle tratando de airear el batido.

PASO 3 (70 MINUTOS)
Bata las claras a nieve en un bol limpio y únalas al batido anterior, aireando la mezcla. Viértala en un molde de budín inglés Nø 5 con el fondo forrado con papel, todo enmantecado y enharinado. Cocínelo en horno fuerte 15 minutos, retire y súrquele la panza de cabo a rabo con un cuchillo enmantecado. Continúe la cocción a fuego suave unos 45 minutos más, aproximadamente.

PASO 4 (85 MINUTOS)
Desmolde el budín sobre rejilla y déjelo enfriar. Ponga el azúcar impalpable (tamizada) en un bol y mezcle mientras le agrega media clara (o un poquito más), hasta obtener una pasta pesada. Bátala hasta que esponje y aliviánela con unas gotas de jugo de limón. Vierta el glasé sobre el budín y déjelo que caiga solo, en forma despareja. (Adórnelo con lo que quiera... ¡o pueda!).