domingo, 20 de mayo de 2012

Palmeras


1.       Espolvoree la mesa con azúcar molido.

2.       Coloque sobre el azúcar un trozo de hojaldre y estírelo dejándolo fino y de forma rectangular. Espolvoree la superficie de la masa con una capa fina de azúcar molido.
3.       Enrolle dos extremos, enfrentados, hasta hacerlos coincidir en el centro.
4.       Corte la masa en tajadas de ½ cm y acuéstelas sobre placas humedecidas con agua. Cocínelas en horno recaliente hasta que el azúcar de abajo este fundida y casi color caramelo.
5.       Dé vuelta las palmeritas con una espátula y déjelas unos segundos en el horno para que se abrillanten del otro lado. Despéguelas de la placa y deje enfriar.



Versión 2:

Son doradas y crujientes, ricas para el mate y acompañan el café.

Lo que llevan:

Masa de hojaldre comprada, 500 gramos
Azúcar, cantidad necesaria
Manteca, 20 gramos

Cómo se hacen:

Prenda el horno y déjelo a una temperatura media.
Estire la masa con palote de 3
ó 4 mm de espesor.
Córtela en forma rectangular o cuadrada.
Espolvoree con abundante azúcar en forma de lluvia.
Enrolle de a poco los extremos opuestos hasta que coincidan en el centro de la masa.
Corte el doble rollo en tajadas finitas.
Coloque las palmeritas en una asadera enmantecada.
Lleve al horno hasta que comiencen a dorarse y formen caramelo abajo. Délas vuelta con una espátula y cocine hasta que se acaramelen del otro lado. ¡Listas!