lunes, 7 de mayo de 2012

¡Andá a lavar los platos!



Blanca Cotta sonríe: "Sólo me sentí discriminada en la escuela, por ser la más baja de la fila. Y nunca fui abanderada". Se inició en el humor gráfico, fue periodista de revistas, diarios y televisión, y eligió la cocina como especialidad, hasta ser la más seguida por el público argentino. Asegura que en su larga carrera nunca sufrió discriminación alguna. Pero cuando le preguntamos si Carlos, su marido, lava los platos si ella está ocupada, contesta: "En estas cuestiones yo soy machista. No me gusta que lave platos, tienda camas ni ninguna otra tarea doméstica. Pero le gusta cocinar y las empanadas le salen más ricas que a mí."