viernes, 4 de mayo de 2012

Leche de soja casera




¿Preparamos ahora leche de soja  casera?
Tome nota…
Ponga a remojar 600 gramos de porotos de soja en abundante agua, de un día para el otro.
Al día siguiente escurra los porotos y licúelos con igual cantidad de agua. Vale decir: por cada taza de porotos… una taza de agua.
Filtre lo licuado a través de un lienzo, a fin de exprimirle el máximo líquido.
Coloque dicho líquido en una cacerola y hágalo hervir, retirando de a ratos la espuma que se formará en la superficie. Cuando el líquido alcance el punto de ebullición, déjelo hervir 5 minutos sobre fuego suave.
¡Listo!
Apague el fuego, déjelo enfriar y… ¡glup!
¿Vio que era cierto?
“Con probar no perdés nada.”