sábado, 18 de diciembre de 2010

Pan dulce fácil




 Esta vez no volveré a repetir el “pan dulce para ir a dormir”, pues lo encontrará en las páginas de “mi bebé”. Pero he exhumado una fórmula que una vez inventé para enseñarle a los chicos, ¡y salió espléndida! Esta es mí propuesta para las semanas que faltan de diciembre: ¡reeditar los títulos que ustedes me piden todos los años! ¿Empezamos con las “cosas dulces”?


Pan dulce fácil

            No tiene la consistencia de masa sino de engrudo pesado. Pero igualmente da como resultado un pan dulce rico y rápido de hacer con menos manteca que otras fórmulas… ¡¡¡Y no se amasa!!!

INGREDIENTES

Levadura prensada, 50 gramos
Leche tibia, ½ taza
Azúcar, ½ taza
Huevos, 4
Manteca blanda, 2 cucharadas gordas
Ralladura de 1 limón grande
Extracto de malta, 1 cucharada
Harina, 5 tazas
Vinagre, 3 cucharadas
Pasas de uva, sin semillas, 100 gramos
Frutas abrillantadas (cáscara de naranja especialmente), cortaditas, 100 gramos
Nueces y almendras enteras, 100 gramos de cada una
¡Y lo que quiera agregarle!


PREPARACION


  1. Disuelva la levadura en la leche tibia.
  2. Ponga en un bol o cacerola grande la levadura disuelta, el azúcar, los huevos, la manteca, la ralladura de limón, el extracto de malta y la harina, mientras bate continuamente con la mano abierta hasta obtener un engrudo espantoso.
  3. Tápelo con un lienzo liviano y déjelo en lugar tibio hasta que duplique su volumen.
  4. Agregue al engrudo el vinagre, las pasas, la fruta abrillantada, las almendras y las nueces.
  5. Vuelque la mezcla en uno o dos moldes enmantecados y enharinados de modo tal que la mezcla llegue solo hasta la mitad de los recipientes.
  6. Tápelos y déjelos en sitio tibio hasta que la mezcla trepe hasta el nivel de los moldes (duplique su volumen… ¡bah!).
  7. Cocínelos en horno fuerte un ratito y moderado después, hasta que estén doraditos y comiencen a separarse de las paredes del molde.
  8. Desmolde sobre rejilla y déjelos enfriar muy bien antes de cortarlos, para que la miga no se “apelmace”… como diría mi abuela.
Nota: si quiere “un dorado brillante”, a media cocción pínteles la superficie con huevo batido.

  • Una forma distinta de moldearlo es, una vez leudado, hacerle en la línea media una serie de cortes en forma de picos que, al cocinarse en el horno, se abrirán formando una doble corona.